10 septiembre 2012

Tarta arcoiris (Rainbow cake)





 Pongo esta receta a petición de mis seguidores de facebook que están deseando verla, así que la he colado porque los tengo impacientes, jejeje!!!!

















El 10 de agosto celebramos el décimo cumpleaños de mi hijo mayor y quería hacerle una tarta especial, yo tenía en mente esta tarta, la Rainbow Cake o Tarta arcoiris, él quería una de Trancas y Barrancas, así que uní las dos ideas y este fue el resultado.






Es una tarta muy agradecida porque en el momento de cortarla la gente se queda maravillada y lo mejor de todo es que todos nos ponemos de mejor humor y es que estos colores tan vivos hacen de esta tarta una tarta optimista, me encanta.















Para realizarla busqué la receta de Marta Stewart que a mí me encantan todas las de su web, pero quería hacerla en un molde más grandecito así que utilicé una adaptación de José Manuel del blog Asopaipas que además le añade chocolate blanco a la masa y eso me gustó bastante.

Para el bizcocho:

340 gramos de harina
60 gramos de maicena
1 cucharada y media de levadura
1 cucharadita de sal
450 gramos de buttermilk (si no encontráis a esa cantidad de leche le añadís dos cucharadas o tres de zumo de limón y lo dejáis 10 minutos reposar)
6 claras de huevo
335 gramos de azúcar
180 gramos de mantequilla
Vainilla al gusto
150 gramos de chocolate blanco

La harina, con la maicena, la sal y la levadura, todas tamizadas juntas y reservamos.
Batimos la mantequilla a punto pomada con el azúcar hasta conseguir una masa esponjosa. Derretimos el chocolate blanco y lo incorporamos. 
Ahora añadimos la mitad de los ingredientes secos y vamos batiendo, añadimos la mitad de los húmedos y cuando esté integrado añadimos el ressto de igual forma. Para que nos salgan los bizcochos lo más parecido posible pesamos la masa obtenida y dividimos en 6 partes, este será la mezcla de masa que utilizaremos para cada color.
para no liar mucho jaleo yo lo que hago es añadir una parte de masa en un bol y teñir con una gotita de colorante en gel de la marca Americolor que consigue estos colores tan vibrantes, paso a un molde engrasado y en la base papel de horno (la primera vez no puse el papel y fue un desastre) y así enjuago el bol y de nuevo repito con la masa y otro nuevo color hasta obtener los 6 moldes con los 6 colores. Mientras que ya tengo dos moldes el horno se ha precalentado a 175ºC y meto dos de los moldes en la rejilla y mientras se van haciendo sigo coloreando masa y rellenando el resto de moldes. Yo he utilizado moslde de aluminio que se pueden encontrar en Mercadona. Dejamos la masa 15 minutos aunque en mi horno para que queden perfectos están unos 18 0 20 minutos, así que cada uno que vaya probando en su horno.

Una vez listos los bizcocho dejamos enfriar y vamos desmoldando en rejillas. Envolvemos en papel film los bizcochos y los dejamos en la nevera hasta el día siguiente porque son tan delicados que no aguantarían rellenarse el mismo día. Con el frío cogen consistencia y quedan perfectos para rellenar.

Para el relleno he utilizado la receta de Marta, sólo que con la cantidad que ella utiliza para  el relleno yo he tenido suficiente tanto para el relleno como para la cobertura.

9 claras de huevo grandes
1 3/4 tazas de azúcar
2 tazas de mantequilla sin sal, cortada en trozos pequeños, la temperatura ambiente
2 cucharaditas de extracto de limón puro

  1. Las claras de huevo y el azúcar en una cacerola pequeña a fuego medio, revolviendo constantemente hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Traslado al recipiente de una batidora eléctrica provista de globo para batir y mezclar a velocidad alta hasta que la mezcla esté a temperatura ambiente. A velocidad 3 , agregar una pieza a la vez, mezclando bien después de cada adición.
  2. Quitar el globo de alambre y cambiar por la pala. Aumentar la velocidad a alta y batir hasta buttercream se une, a unos 5 minutos, batir con el extracto de limón.

Os pongo también la receta que puso Julia de Postreadicción del Merengue de mantequilla que ella utilizó que está pasada a gramos y os será más fácil de hacer.

Para el merengue de mantequilla:

9 claras de huevo (yo el bote de mercadona pasteurizadas)
350 gr de azúcar
530 gr de mantequilla a punto pomada
2 cucharaditas de esencia de limón (utilicé el que compré en Lidl y es buenísimo porque es en aceite y no tiene alcohol como otros que he probado)

En una cacerola echamos las clara y el azúcar y dejamos cocinar a temperatura suave sin parar de remover hasta que se haya disuelto el azúcar. En ese momento echamos en nuestra batidora (yo en la kitchen aid) la mezcla y con las varillas a velocidad 8 batimos hasta que tengamos un merengue con picos duros y la mezcla ya habrá enfriado. Os comento que la primera vez que lo hice en pocos minutos ya lo tenía pero la última tardó 15 o 20 minutos en hacer merengue así que paciencia si no se os monta. Después bajamos a velocidad 3 y vamos añadiendo la mantequilla troceada hasta que cada trozo se integre por completo. Cuando terminamos subimos a velocidad 8 de nuevo hasta conseguir una maravillosa terxtura, parecerá que se ha cortado pero al momento tendréis la mejor cobertura del mundo. Añadís la esencia batir brevemente y listo!
Ya solo nos queda rellenar la tarta, 

para ello vamos poniendo un disco de bizcocho recién salido del frigo y capa de relleno hasta terminar con un disco y ya cobertura por fuera. Como podéis ver en las fotos en la primera tarta no me quedó muy lisita, pero la segunda está mucho mejor, para ello cada vez que untéis la capa exterior tenéis que meter la espátula en agua caliente y secarla. Ya veréis lo bien que os queda.













 Esta fue para mi sobrino Adrián que celebró su cumpleaños el pasado dos de septiembre.




Aunque parezca muy laboriosa en cuanto la haces una vez te das cuenta que solo se necesita un poco de organización y el resultado es espectacular!!!!!


NOTA:  Debido a los numerosos mensaje e emails recibidos quiero comentaros que no sirven los colorantes líquidos de Carrefour o Más y Más, como dice mi amiga Isa salir sale la tarta pero muy deslucida, así que tenéis que preparar colorantes en pasta o en gel. Los míos son en pasta de la marca AMERICOLOR, creo que los mejores que he probado hasta el momento (en fondant se consiguen rojos-rojos y negros-negros), los de gel de Wilton también sirven pero no quedan tan brillantes, aunque si no comparas no se nota mucho, estos los prefiero para los glaseados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...